archivo

Archivos Mensuales: enero 2013

FUEGO CRUZADO, de Íñigo Camilleri
Fuego cruzado narra la vida durante un año de cuatro personajes principales, y se desarrolla
principalmente en un pequeño pueblo de montaña, en la sierra de Guadarrama, cercana a
Madrid. Un matrimonio, Salva y Blanca, ha perdido a su única hija, Sandra, en un accidente de
autobús escolar. Dos años después del accidente, Tomás, el conductor del autobús, regresa al
pueblo discretamente para hablar con la madre de Sandra. Quiere confesarle un secreto hasta
ese momento inconfesable. El matrimonio se está desintegrando a partir de la muerte de su
única hija, y la llegada de Tomás revuelve todos los cimientos. Tomás no quiere pedir perdón y
tampoco se siente culpable, se trata de otra cuestión decisiva, tanto por lo que es como por lo
que representa.
Aparte de este trío de personajes, hay un cuarto personaje principal, Victoria, una joven
prostituta extranjera que trabaja en el burdel del pueblo. Ella sirve de unión entre los todos
personajes principales, todos la conocen de una manera peculiar, y de alguna manera el río de
la historia está muy relacionado con los encuentros que se suceden con ella.
En paralelo comienzan a arder coches de manera intencionada. Entre los vecinos surge el
desánimo y la inquietud.
Todo se complica aún más cuando Salva es despedido del concesionario de coches en el
que trabaja. El motivo: se ha convertido en un vendedor melancólico que ya no consigue los
mismos resultados que antes. Salva ha de hacer algo, la conciencia del paso del tiempo, y
la amargura de vivir en ese pueblo, el recuerdo de su hija que no es capaz de superar. Cada
vez más introvertido y distante, acomete una acción que siente como una heroicidad…y que
va contra uno de los símbolos más sagrados del pueblo, relacionado con un peculiar festival
de cine mudo que organiza Ed, médico carismático y antiguo alcalde del pueblo, además de
ferviente seguidor de Buster Keaton.

El tercer final - Juan José Tapia urbanoLa Península Ibérica se convierte en el siglo I antes de Cristo en el escenario de una lucha fratricida. César y Pompeyo fueron los principales protagonistas del conflicto supremo que concluyó en tierras cordobesas y que iba a cambiar el destino del Estado romano, dando el golpe de gracia a una República, que desde tiempo atrás se tambaleaba.

 

Año 45 a.C. Guerra civil en la República romana.

Julio César se dispone a librar la batalla decisiva por el poder, y todo habrá de suceder en Córdoba.

Cuando la guerra que creíste dejar atrás llega a tu tierra, cuando es la supervivencia de tu familia la que está en juego, si incluso el amor es aplastado, ¿qué esperanza queda?

¿Podrá la voluntad de unos pocos marcar la diferencia?

La batalla de Munda ya ha sido contada… pero otras historias se ocultan tras ella.

 

De esa decisiva batalla y de sus entresijos nos habla la entretenida novela de Juan José Tapia, “El tercer final”, una novela que nos traslada a uno de los episodios más transcendentes de la historia de Roma, cuando el Mediterráneo entero estuvo pendiente de lo que ocurría en un puñado de localidades de la actual provincia de Córdoba. En los campos de batalla de Ategua, de Ituci, de Munda y de otras localidades del la actual Córdoba, la lucha entre las tropas de César y las de Pompeyo dirimieron el mayor cambio en la constitución de la potencia que dominó todo el Mediterráneo, de la República al Imperio.

 

Anuncios